Sobre Mí

Buenos días, tardes, noches, hoy es martes, o quizás no

Buenosymalosmartes

Quién era antes de Buenosymalosmartes:

Mi nombre es Elena, voy para los 40 y si has dado conmigo quizás tengamos en común más de lo que te imaginas.

Creo que siempre me ha faltado autoestima, valor para no dejarme pisar y positivismo.

Aunque he ido espabilando con los años, una y otra vez en mi vida se repiten los mismos ciclos.

He empezado bastantes veces de 0, aún así me da pavor arriesgar en la vida

La Ansiedad también ha sido parte de mí desde el principio, pero solo eran nervios, algún «bajón» antes de los exámenes, timidez…

Quién es Buenosymalosmartes:

El problema llegó cuando pasó de un rasgo de carácter, a destruir mi vida

Empezaron los mareos, sudores fríos, el terror excesivo y el sinsentido, entre otros muchos síntomas.

Dejé de salir de casa, luego me quedé en el sofá, hasta que sólo concebía vivir en la cama

La Ansiedad vino a completar una Depresión que llevaba años arrastrando, sola y en silencio.

Ésta también fue madurando poco a poco en mi línea de vida, hasta invadir todas y cada una de las células de mi cuerpo.

Me alejé de todo y de todos. A su vez desapareció todo el mundo. Todos

Me sentía tan sola, asustada y enferma, que por fin me atreví a dar el paso para pedir ayuda médica.

Finalmente acabé con una psiquiatra y un psicólogo en el Centro de Salud Mental.

Hace más de 5 años y no ha cambiado nada.

Bueno, sí, perdona (salvo por algún medicamento que está disfrazando síntomas), he ido a peor.

Qué provocó Buenosymalosmartes:

Hasta hace muy poco (solo tú y yo sabemos lo que cuesta) seguía con mi vida y sacaba adelante mi trabajo.

La ansiedad era un plus en el trabajo, no para mi salud

Así que llegó el día en el que no pude más, no podía lidiar ni con mi vida ni mi trabajo y tuve que parar.

Entonces nació este Blog y sus Redes Sociales, como Autoterapia, pero con la firme intención de llegar a alguien más, una Ayuda Mutua.

Un objetivo:

Ayudarte, ayudarme, ayudarnos

Pero todo lo que creía era mi realidad, no la realidad. Era mi interpretación, mi cobardía, mi miedo, mi resignación, mis deseos de que todo lo demás cambiara. Y eso, nunca sucederá.

Ya que la Depresión y la Ansiedad (aunque hubiese preferido que me lo hubiesen contado antes de sufrirlas, lógicamente), han tenido que ponerse en pie de guerra para darme un gran toque de atención y preguntarme:

Oye, ¿Te gusta tu vida?

Pero hasta que no empecé a descubrir, investigar, escuchar otras experiencias y darme cuenta de que hay algo más que «lo que te toca», ni oí su pregunta, ni pude responder.

Conoces la respuesta ¿Verdad?: ¡NO!

Y aquí comienza el verdadero camino, la búsqueda de quién soy, qué quiero y qué vida tengo destinada, a mis casi 40 años. Ya iba siendo hora ¿No?.

error: ¡Mi contenido está protegido!
A %d blogueros les gusta esto: